Quantcast
El tiempo en: Estepona
Viernes 27/01/2023  

Málaga

Málaga CF, el equipo que juega dos finales en noviembre

Aunque haya Copa del Rey este domingo, el Málaga tiene por delante dos partidos cruciales para la permanencia contra Zaragoza y Ponferradina

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pepe Mel, en el entrenamiento de este miércoles para preparar el partido copera del próximo domingo contra la Peña Deportiva de Ibiza. -
  • El Málaga debe conseguir un 50 por ciento de los puntos que quedan en juego todavía

Ganar y ganar y ganar y volver a ganar, que decía Luis Aragonés. No le queda otra opción al Málaga en esta situación de gravedad competitiva: diez puntos en 15 jornadas, dos victorias e incontables errores que se pagan caro. Pepe Mel sabe perfectamente que, además de que su discurso empieza a tener caducidad, el calendario no da pie a más tropiezos. En el horizonte más próximo asoman dos partidos cruciales ante Zaragoza y Ponferradina.  

“Tenemos que afrontarlo así. Zaragoza y Ponferradina son dos finales. Debemos ir a La Romareda teniendo claro que es un rival muy directo nuestro. Estrenan nuevo entrenador y debemos meterles ahí abajo con nosotros”, analizaba Mel tras el empate en casa ante el Sporting. Es el primer ultimátum serio del entrenador madrileño, que sabe lo que se cuece en Segunda División. Es una competición trampa.

Cierto es que queda un mundo, 28 jornadas por delante, pero al mismo tiempo ya ha pasado el primer tercio y con lo demostrado, este equipo va en picado hacia la Primera RFEF. ¿Por qué tratarlos ya como dos finales, si estamos en noviembre? Por la gravedad que implicaría fallar en esos dos partidos. Real Zaragoza y Ponferradina está a seis puntos de distancia, y perder contra ellos sería dejarlos a nueve puntos más la diferencia de goles. Eso podría cavar la tumba mucho más hondo.

Calendario peligroso

Cualquier equipo es capaz de ganar al Málaga en su situación. Se ha demostrado, sea en casa o fuera. Pero lo que le viene al Málaga en las próximas semanas es un gran reto: Zaragoza fuera de casa, Ponferradina en casa, visita al Levante, derbi contra el Granada, Ibiza a domicilio y el líder, el Alavés, como cierre a la primera vuelta en La Rosaleda.

La salvación suele estar en los 50 puntos de media, por lo que el Málaga debe conseguir un 50 por ciento de los puntos que quedan en juego todavía (84), como mínimo. El Zaragoza llega en situación límite, con reciente cambio de entrenador y destitución de su director deportivo. Ahora Fran Escribá es el que coge el timón para rescatar a otro histórico del fútbol nacional. El de La Romareda será un partido complejo de sacar.

La Ponferradina ha ganado uno de sus últimos nueve partidos y este año ha pinchado el globo de un proyecto que llegó a ocupar puestos de Play Off con regularidad el año pasado. Se quedó a cinco puntos de disputar la liguilla de ascenso, pero su actual 18º plaza les obliga a asaltar La Rosaleda el sábado 26 de noviembre. “O ganamos ya o se nos pasa el arroz”, decía Mel. La reacción debe ser ahora.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN