Quantcast
El tiempo en: Estepona
Jueves 26/01/2023  

Málaga

Cae red que llevaba grandes cantidades de hachís desde Marruecos a Centroeuropa

La operación internacional, que ha contado con la paticipación de la Guardia Civil de Málaga, deja un registro en Estepona

Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Han sido detenidas cinco personas de nacionalidades francesa, belga y española y se ha intervenido una tonelada y media de hachís
  • Usaban furgonetas de alquiler y vehículos de alta cilindrada, que sustraían en países europeos y a los que doblaban sus matrículas
  • La red de narcos hacía uso de una finca ubicada en el término municipal de Sanlúcar la Mayor (Sevilla)

La Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería Francesa, ha desarticulado una organización criminal dedicada a introducir en España grandes cantidades de hachís desde Marruecos y su posterior transporte a países de Centroeuropa, actuación en la que han intervenido 1,5 toneladas de hachís.

En la operación han sido detenidas cinco personas de nacionalidades francesa, belga y española y se ha investigado a otra por la supuesta comisión de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, falsificación de documentos y depósito de munición de guerra.

La red estaba encabezada por cinco personas que operaban en España, Francia y Bélgica como encargadas de gestionar la logística, almacenaje y distribución de la droga, según ha informado este martes el instituto armado.

La llamada Operación Nasturzio se inició en abril cuando los investigadores tuvieron conocimiento del posible tráfico de drogas entre España y Francia por medio de una organización criminal que usaba furgonetas de alquiler y vehículos de alta cilindrada, que sustraían en países europeos y a los que doblaban sus matrículas.

Los cargaban de droga y enviaban a otros países europeos, siempre con el acompañamiento de otro vehículo que hacía la labor de lanzadera al objeto de dar aviso de posibles controles de las fuerzas y cuerpos de seguridad, fórmula que se conoce como "go fast".

A través de los canales internacionales de cooperación policial, la Guardia Civil supo que dos de los investigados tenían antecedentes policiales por delitos de tráfico de drogas en territorio francés, por lo que se continuó la investigación de manera conjunta entre ambos cuerpos.

Este intercambio de información tuvo sus frutos rápidamente ya que agentes franceses detuvieron a dos integrantes de esta organización en Francia cuando transportaban 816 kilogramos de hachís procedentes de España.

Posteriormente, los agentes encargados de la investigación española pudieron determinar que la organización hacía uso de una finca ubicada en el término municipal de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) para las labores de "guardería" o almacenamiento de la droga antes de ser transportada a países europeos.

Los guardias civiles lograron interceptar en septiembre un envío de droga llegado a la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda y cuyo destino provisional era la referida finca sevillana, por lo que los agentes decidieron registrar ese lugar. El registro dio como resultado la detención de dos personas, la aprehensión de 15 fardos de hachís transportados en una furgoneta que arrojaron un peso de 465 kilogramos, 60 gramos de cocaína, 3 kilos más de hachís y abundante material que era utilizado como laboratorio de prensado y envasado de cocaína. 

También se intervino abundante munición de armas de guerra, cargadores de las citadas armas, dispositivos de localización para la detección de balizas e inhibidores de frecuencia GSM que utilizaban para inhabilitar teléfonos móviles y sistemas de geolocalización, además de cinco vehículos, tres de ellos sustraídos.

Se efectuaron tres registros domiciliarios en las localidades sevillanas de Sanlúcar la Mayor y Aznalcázar y en Estepona (Málaga) y se han solicitado diez órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) a las autoridades de Portugal, Francia y Bélgica para sendos componentes de esta organización.

La operación ha sido desarrollada por agentes de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de las comandancias de la Guardia Civil de Málaga y Sevilla junto con la Gendarmería Francesa de Villeneuve D’Ascq (Lille), mientras que el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) instruye las diligencias. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN